Abogado especializado en defensa de homicidio y asesinato en Valdepeñas

Área penal

Homicidio y asesinato

El derecho a la vida es uno de los derechos elementales del que goza toda persona, encontrándose este protegido por tratados como la Declaración Universal de Derechos Humanos. Sin embargo, este derecho puede ser violado al cometerse un homicidio o asesinato, ocasionándole la muerte a otro individuo bajo ciertas circunstancias, existiendo  ciertas diferencias entre estos modos de accionar tal delito.

Homicidio y asesinato

¿Qué diferencia hay entre homicidio y asesinato?

 

La vida de una persona puede llegar a  su fin cuando un individuo acciona sobre otro ocasionándole la muerte por algún método o haciendo uso de algún mecanismo. En este sentido, surgen términos como homicidio y asesinato, los cuales se esclarecerán en los próximos apartados a fin de que tengas conocimiento exacto de cuando aplica un caso u otro.

¿Qué se define como homicidio?

El homicidio es considerado como un acto delictivo donde se procede a matar a un ser humano, siendo considerado este hecho desde el punto de vista jurídico como un delito. Así pues, entendido desde este enfoque, no es más que una acción u omisión, en contra del bien jurídico de la vida de una persona, llevándose a cabo intencionalmente o no.

Desde el punto de vista moral, social y jurídico, se trata de una conducta condenable que tendrá que ser tipificada y castigada, existiendo ciertos casos donde aplica la inimputabilidad. La inimputabilidad hace referencia, cuando no se es responsable de un homicidio, sin embargo existen cierta responsabilidad desde el punto de vista penal.

Homicidio agravado

Bajo ciertas circunstancias, se incurre en el delito de homicidio agravado, lo que amerita penalizaciones mayores, estando este punto establecido por el Código Penal. Estos casos se mencionan a continuación:

  • Cundo la víctima sea menor de 16 años, o cuando se atente contra una persona en condiciones de vulnerabilidad, como de avanzada edad, discapacidad física o mental o enfermedad.
  • Haber practicado algún abuso sexual sobre la víctima, previo a cometer el acto final.
  • Haber actuado en calidad de integrante de una organización criminal.
  • En caso de ser considerados los hechos como parte de un atentado.

¿Qué se conoce como asesinato?

El asesinato desde el punto de vista penal, es considerado un crimen de lesa humanidad, consistiendo en el accionar de cualquier elemento o método, para producir la muerte de una persona. Dicha muerte se ejecuta de forma deliberada, con la intervención de ensañamiento, alevosía, el pago de algún monto, el cobro de una recompensa, entre otras variantes.

Este delito se considera de tipo doloso, no existiendo la posibilidad de considerarse como una acción imprudente. Constituye un delito independiente del homicidio, siendo aplicable una pena mayor que en el caso de homicidio, puesto que intervienen los siguientes elementos:

  • Actúa con alevosía, donde el atacante usa medios y formas para asegurarse de ejecutar la muerte de la víctima, sin darle opción a defenderse. Ejemplo de ello es atacarlo por la espalda, cuando se encuentra dormido o bajo algún efecto de droga, haciéndolo perder la consciencia.
  • Cuando por matar a alguien, sea obtenido algún monto de dinero, donde intervienen dos partes, el que hace el ofrecimiento del dinero y quien procede a ejecutar la acción, siendo este considerado un sicario.
  • Cuando funge el ensañamiento, que involucra el incremento del sufrimiento a la víctima.
  • Cundo se trata de gestionar la cometida de otro delito, o en caso de querer encubrir otro delito.

Asesinato agravado

El acto delictivo de asesinar a una persona, trae como consecuencia una sentencia mayor, que en el caso de homicidio. Sin embargo, se darán casos donde se considere agravado, presentándose las situaciones mencionadas a continuación:

  • Si la víctima es menor de 16 años, es una persona vulnerable, por su edad o condición física o mental.
  • Si se ha cometido un delito sexual contra la víctima, previo al asesinato.
  • En caso del asesino pertenecer a una organización delictiva.
  • Si hubiera asesinado a más de dos personas.

Acerca de las penas por cargos de homicidio y asesinato

Tomando en cuenta que el tipo de accionar en los delitos de homicidio y asesinato tienen cierta diferencia, la penalización diferirá un poco, tomando en cuenta circunstancias especiales.

  • Homicidio: el culpable será sentenciado a una pena de cárcel entre 10 y 15 años.
  • Homicidio agravado: cumplirá una sentencia entre 12 años y medio y 15 años.
  • Asesinato: será penalizado con prisión de 15 a 25 años.
  • Asesinato agravado: podrá permanecer de forma permanente en prisión.

Es importante resaltar, que a las penalizaciones mencionadas anteriormente, se les podrá adicionar una medida de privativa de libertad, donde tendrá supervisión permanente,  posterior al cumplimiento de su condena.

 

¿Qué clases de homicidios hay?

 

El homicidio es considerado como un delito, que implica la acción de matar a un individuo. En este sentido, debe ser castigado con una penalización, que trae consigo la permanencia en prisión por cierto periodo de tiempo. La protección de la vida es lo primordial, ya que es considerada como el bien más preciado, debiendo ser preservada aun cuando un individuo cometa un acto de tal magnitud, como lo es el homicidio.

¿Qué es lo que se conoce como ánimo de matar a otro individuo?

Cuando se trata el ánimo de matar, se hace referencia a un término de carácter penal, siendo este un dolo específico llamado dolo homicida, el cual aplica estrictamente al homicida. El individuo que es considerado como homicida, tiene dos maneras de dolo: el directo o primer grado, que no es más que las ganas de generar la muerte en alguien y el dolo eventual, cuando el sujeto ve esta opción como una posibilidad, no siendo este el resultado deseado.

¿Cuáles son los indicios del ánimo de matar?

Existen tres elementos básicos, que permiten determinar la existencia o no de ánimo de matar por parte de un sujeto, que se aplica como método de prueba de indicios, mencionados a continuación:

  1. El estudio del espacio o medio idóneo, para poder llevar a cabo tal acción, con la consecuente muerte de la víctima.
  2. El lugar donde se propiciará la herida o el golpe.
  3. Cuan intenso es el golpe, que se le imprime a la víctima para lograr tal fin.

Tipos de homicidios contemplados en el área penal

La amplitud del área del Derecho Penal, partiendo de estudios minuciosos y exhaustivos, ha determinado que existen tres tipos de homicidios, cada uno de ellos con características bien específicas, que podrás ver con detalle a continuación.

Homicidio doloso

El homicidio es considerado doloso, cuando es ejecutado por el accionar de forma dolosa, lo que hace referencia a la conciencia plena y el deseo que posee un individuo de darle muerte a otra  persona. Será argumento necesario y suficiente para la Jurisprudencia, el hecho de que el homicida sabía, que estaba cometiendo un acto que generaba o ponía en riesgo la vida de su víctima.

De manera que, en este caso el móvil que da pie a ejecutar el homicidio culposo es básicamente tener la intención de dar muerte o matar. Este punto marca la diferencia con relación al homicidio del delito de lesiones, ya que en este caso el atacante en ningún momento tiene la intención de dar muerte al otro individuo.

Homicidio imprudente

Este tipo de homicidio tiene lugar cuando quien lo cometiere viola los derechos que le fueren exigibles, pudiendo ser considerado como de nivel grave o leve. El delito de homicidio grave, puede ser cometido haciendo uso de un vehículo, un arma de fuego o inclusive al cometerse una imprudencia médica, que sería considerada como de tipo profesional.

Así pues, todas las penalizaciones atribuidas por un delito cometido, tiene sumado a ellas algún tipo de penalización adicional, como la restricción para la conducción de vehículos, la prohibición al porte de armas por un cierto tiempo y la inhabilitación para ejercer su profesión. Todo lo anterior, dependerá del caso en el cual haya incurrido.

Homicidio preterintencional

El homicidio preterintencional, aplica cuando el implicado no puede ser juzgado por ningunos de los tipos mencionados anteriormente, dolo o imprudencia. Así pues entraría en esta categoría de homicidio.

Ejemplo de este, sería cuando una persona tiene intención de producir algún tipo de daño a otra, pero en consecuencia le produce la muerte. Su intención era solo causar una lesión, más no matarlo, y para que exista algún tipo de castigo, deberá procederse como imputación objetiva de tal acción.

 
Abogados penalistas en casos de homicidio y asesinato
Llámenos al 619 277 515 o 665 852 078